¿Has oído hablar de la Maniobra de Hamilton? Según la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), se trata de un método mecánico de inducción del parto.

Es lógico que aumenten los nervios (y las dudas) cuando se aproxima la fecha del parto. Sobre todo, si se trata de la primera vez que se va a dar a luz. Aunque es preferible que el proceso comience de forma espontánea, en algunas ocasiones, debido a motivos de salud, los médicos deben provocarlo (lo que llaman inducción al parto). Para ello se sirven, normalmente, de métodos farmacológicos, pero también existen otros mecánicos. En concreto, uno que no está exento de polémica: la maniobra de Hamilton.

¿Cómo se realiza la Maniobra de Hamilton?

Se suele practicar a mujeres a las que se planea provocar el parto, con intención de que este empiece espontáneamente tras realizar la maniobra. Mediante un tacto vaginal, se introduce un dedo a través del cuello del útero que se rota 360º despegando el polo inferior de la bolsa, de la pared uterina. Con ello se liberan prostaglandinas naturales, que son las encargadas de iniciar las primeras modificaciones del cuello del útero. 

 

¿Cuánto tarda en hacer efecto la Maniobra de Hamilton?

Para realizar esta maniobra, es necesario que el cérvix esté mínimamente dilatado. Por ello, si aún tienes el cérvix cerrado no es posible realizar esta maniobra. Esto se valora durante el tacto vaginal.

 

¿Quién y dónde y cuándo se hace?

Lo puede realizar o bien la matrona o bien el ginecólogo en las consultas de control de embarazo. La SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia) y NICE (National Institute for Health and Clinical Excellence) recomiendan realizar esta técnica a partir de la semana 40.

 

¿Conlleva riesgos?

En la mayoría de los estudios realizados se habla principalmente de 4 riesgos:

  • Sangrado. El cuello uterino es muy sensible al contacto, por lo que es frecuente que ante roces o exploraciones sangremos. La pérdida de sangre suele ser escasa y cesa espontáneamente.
  • Dolor. Durante la técnica y/o posteriormente por las contracciones que aparecen en respuesta. La propia maniobra puede producir desde una leve molestia a un dolor intenso en la zona supra púbica. La diferencia suele deberse a: la posición o cercanía del cuello para poder estimularlo, la delicadeza del profesional que la realiza y la sensibilidad al dolor de la embarazada. De cualquier modo, es una maniobra que dura menos de un minuto, así que si decides intentarlo y en tu caso resulta dolorosa, al menos será muy breve. Si queremos ponernos de parto, hace falta tener contracciones. No debemos tener miedo a que aparezca dolor por esta causa, ya que es la señal de que estamos encendiendo el motor para que el parto se ponga en marcha.
  • RPM (Rotura Prematura de Membranas). Esto significa romper la bolsa amniótica más de una hora antes de comenzar el trabajo de parto. No quiere decir que al hacer la maniobra nos hayan agujereado con el dedo la bolsa ni nada parecido. Son las contracciones que tenemos al haber estimulado la zona del cérvix, las que favorecen la rotura de la bolsa. Esto puede ayudar a que nuestro parto acabe de arrancar, pero también hay mujeres que siguen necesitando ayuda para que el proceso se inicie.
  • Infecciones. Algunos estudios hablan de un mayor riesgo de infección materna y fetal. Este riesgo es común a los tactos vaginales, amniotomía, amnioscopia, o cualquier otra técnica de este tipo que manipule la zona del cuello uterino. Es un riesgo bastante bajo en este caso, pero siempre importante ternerlo en cuenta.

 

Beneficios de la Maniobra de Hamilton

Según el estudio publicado en 2005 Boulvain M, Stan C, Iron O. Membrane sweeping for induction of labour. Cochrane Database Syst Rev 2005; : CD000451.:

  • ↑ % de PARTO en 48h – 1 semana
  • ↑ % de PARTO en 1 semana
  • ↓ Riesgo de sobrepasar la semana 41
  • ↓ Inducción con oxitocina

Esta, como cualquier otra técnica que realice un profesional, requiere de tu consentimiento después de haber sido informada de: en qué consiste, cómo se va a realizar, con que finalidad, riesgos y beneficios. A mayores puedes y debes preguntar las dudas que tengas, y no autorizar algo que no entiendas o de lo que no hayas sido correctamente informada.

Veo útil la Maniobra de Hamilton para mujeres a las que se les va a provocar el parto próximamente si tienen una exploración «favorable». Los estudios han demostrado que el éxito o fracaso de la maniobra está directamente relacionado con el grado de madurez cervical.

Si quieres más información puedes pedir una consulta conmigo, encontrarás todos los datos de contacto en nuestra página web y redes sociales.

¿Y a vosotras? ¿Os realizaron esta maniobra? Déjanos un comentario con tus dudas y tus experiencias. Hasta el próximo vídeo!

Comentarios

Quizá te pueda interesar…