sueño bebe
Bebés

Curiosidades sobre el sueño de tu bebé

[fusion_builder_container hundred_percent=»no» hundred_percent_height=»no» hundred_percent_height_scroll=»no» hundred_percent_height_center_content=»yes» equal_height_columns=»no» menu_anchor=»» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» status=»published» publish_date=»» class=»» id=»» link_color=»» link_hover_color=»» border_color=»» border_style=»solid» margin_top=»» margin_bottom=»» padding_top=»» padding_right=»» padding_bottom=»» padding_left=»» gradient_start_color=»» gradient_end_color=»» gradient_start_position=»0″ gradient_end_position=»100″ gradient_type=»linear» radial_direction=»center center» linear_angle=»180″ background_color=»» background_image=»» background_position=»center center» background_repeat=»no-repeat» fade=»no» background_parallax=»none» enable_mobile=»no» parallax_speed=»0.3″ background_blend_mode=»none» video_mp4=»» video_webm=»» video_ogv=»» video_url=»» video_aspect_ratio=»16:9″ video_loop=»yes» video_mute=»yes» video_preview_image=»» filter_hue=»0″ filter_saturation=»100″ filter_brightness=»100″ filter_contrast=»100″ filter_invert=»0″ filter_sepia=»0″ filter_opacity=»100″ filter_blur=»0″ filter_hue_hover=»0″ filter_saturation_hover=»100″ filter_brightness_hover=»100″ filter_contrast_hover=»100″ filter_invert_hover=»0″ filter_sepia_hover=»0″ filter_opacity_hover=»100″ filter_blur_hover=»0″ admin_label=»Blog Post Content» type=»flex»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ layout=»1_1″ spacing=»» center_content=»no» link=»» target=»_self» min_height=»» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» class=»» id=»» hover_type=»none» border_color=»» border_style=»solid» border_position=»all» border_radius=»» box_shadow=»no» dimension_box_shadow=»» box_shadow_blur=»0″ box_shadow_spread=»0″ box_shadow_color=»» box_shadow_style=»» padding_top=»» padding_right=»» padding_bottom=»» padding_left=»» margin_top=»» margin_bottom=»» background_type=»single» gradient_start_color=»» gradient_end_color=»» gradient_start_position=»0″ gradient_end_position=»100″ gradient_type=»linear» radial_direction=»center center» linear_angle=»180″ background_color=»» background_image=»» background_image_id=»» background_position=»left top» background_repeat=»no-repeat» background_blend_mode=»none» animation_type=»fade» animation_direction=»up» animation_speed=»1.0″ animation_offset=»» filter_type=»regular» filter_hue=»0″ filter_saturation=»100″ filter_brightness=»100″ filter_contrast=»100″ filter_invert=»0″ filter_sepia=»0″ filter_opacity=»100″ filter_blur=»0″ filter_hue_hover=»0″ filter_saturation_hover=»100″ filter_brightness_hover=»100″ filter_contrast_hover=»100″ filter_invert_hover=»0″ filter_sepia_hover=»0″ filter_opacity_hover=»100″ filter_blur_hover=»0″ last=»true» first=»true» border_sizes_top=»0″ border_sizes_bottom=»0″ border_sizes_left=»0″ border_sizes_right=»0″ type=»1_1″][fusion_text columns=»» column_min_width=»» column_spacing=»» rule_style=»default» rule_size=»» rule_color=»» content_alignment_medium=»» content_alignment_small=»» content_alignment=»» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» sticky_display=»normal,sticky» class=»» id=»» font_size=»» fusion_font_family_text_font=»» fusion_font_variant_text_font=»» line_height=»» letter_spacing=»» text_color=»» animation_type=»» animation_direction=»left» animation_speed=»0.3″ animation_offset=»»]

¿Tienes problemas a la hora de dormir a tu bebé? Los hábitos; en parte, están regulados por los ritmos circadianos: cambios físicos, mentales y de comportamiento que responden principalmente a la luz y a la oscuridad. Pero estos ritmos circadianos no se desarrollan hasta los 4 meses de edad aproximadamente. Por ese motivo, es necesario tener paciencia e intentar mantener unos hábitos constantes para facilitar que el bebé se adapte de una manera más rápida y más sencilla a los ritmos de dormir y despertar a medida que van creciendo.

No sientas que estás haciendo nada mal si estás teniendo dificultades con el sueño del bebé. Hay que entender que la maternidad es un proceso de aprendizaje con cada uno de nuestros bebés. Es común cometer errores que hacemos sin darnos cuentas a la hora de intentar conciliar el sueño de nuestros bebés.

El objetivo de este post es daros unos tips para ayudarte a entender esos errores y corregirlos en el caso de llevarlos a cabo.

  • Hay que intentar no esperar demasiado para acostar al bebé. Si a la hora de acostar el bebé, se encuentra muy nervioso o agitado, le será más difícil conciliar el sueño. Es un error pensar que si le acuestas más tarde, el bebé se despertará más tarde. Lo único que consigues es que descanse menos y se encuentre más irritado, lo que hará la hora de acostarse aún más difícil.
  • Rutina. Los bebés desde pequeños necesitan consistencia y coherencia entre otras cosas, para saber que se acerca la hora de dormir. Les ayudará a conciliar el sueño de una manera más fácil y natural.
  • Saltarse la rutina de la hora de dormir. Cuando se rompe la rutina para dormir, lo normal es que tarde un par de noches en reajustarse.
  • Evitar que el bebé dependa de una persona para conciliar el sueño.
  • Responder a todos los pequeños sonidos que tu bebé hace mientras duerme. A veces tu bebe sueña, y durante las diferentes etapas del sueño hay momentos en el que tu bebe esta mas alerta. Si en cuanto hace un ruido vas a ver que pasa, seguramente le acabes despertando y luedo le sea mas dificil retomar el sueño.
  • No practiques el colecho simplemente por qué estás agotada y no consigues que duerma en la cuna. Esto tendrá un impacto a largo plazo en los hábitos del sueño de vuestros hijos.
  • Limitar las horas de siesta durante el día. El sueño verdaderamente reparador es el nocturno. por ello no es lo mismo dormir 12 horas por la noche que dormir 4 horas de siestas y 8 por la noche.
  • Intenta coordinar las comidas con las siestas. Tras tener la barriguita llena, les suele ser más fácil conciliar el sueño. La consistencia es clave para todos los aspectos del horario de tu bebé.
  • Entiende cuánto sueño necesita realmente un bebé según su edad y ten en cuenta que eso es una guía aproximada, ya que cada bebé es diferente y puede necesitar un poco más o un poco menos.
Espero que después de haber leído estos consejos, puedas conseguir una mejoría en el sueño de tu bebé! Si no es así y sientes que necesitas ayuda de un profesional, siempre puedes acudir a tu pediatra o a un consultor/a del sueño (personas especializadas en el sueño de los bebés).
Te dejo el contacto de Amelia Hunter, consultora del sueño del bebé y creadora de: »Baby Sleep Solutions». La puedes encontrar en:
– Su página web: www.babysleepsolutions.com
– Instagram: @babysleepsolutions
[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]