labio leporino
Bebés

Labio leporino o fisura palatina y lactancia materna

[fusion_builder_container hundred_percent=»no» hundred_percent_height=»no» hundred_percent_height_scroll=»no» hundred_percent_height_center_content=»yes» equal_height_columns=»no» menu_anchor=»» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» status=»published» publish_date=»» class=»» id=»» link_color=»» link_hover_color=»» border_color=»» border_style=»solid» margin_top=»» margin_bottom=»» padding_top=»» padding_right=»» padding_bottom=»» padding_left=»» gradient_start_color=»» gradient_end_color=»» gradient_start_position=»0″ gradient_end_position=»100″ gradient_type=»linear» radial_direction=»center center» linear_angle=»180″ background_color=»» background_image=»» background_position=»center center» background_repeat=»no-repeat» fade=»no» background_parallax=»none» enable_mobile=»no» parallax_speed=»0.3″ background_blend_mode=»none» video_mp4=»» video_webm=»» video_ogv=»» video_url=»» video_aspect_ratio=»16:9″ video_loop=»yes» video_mute=»yes» video_preview_image=»» filter_hue=»0″ filter_saturation=»100″ filter_brightness=»100″ filter_contrast=»100″ filter_invert=»0″ filter_sepia=»0″ filter_opacity=»100″ filter_blur=»0″ filter_hue_hover=»0″ filter_saturation_hover=»100″ filter_brightness_hover=»100″ filter_contrast_hover=»100″ filter_invert_hover=»0″ filter_sepia_hover=»0″ filter_opacity_hover=»100″ filter_blur_hover=»0″ admin_label=»Blog Post Content» type=»flex»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ layout=»1_1″ spacing=»» center_content=»no» link=»» target=»_self» min_height=»» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» class=»» id=»» hover_type=»none» border_color=»» border_style=»solid» border_position=»all» border_radius=»» box_shadow=»no» dimension_box_shadow=»» box_shadow_blur=»0″ box_shadow_spread=»0″ box_shadow_color=»» box_shadow_style=»» padding_top=»» padding_right=»» padding_bottom=»» padding_left=»» margin_top=»» margin_bottom=»» background_type=»single» gradient_start_color=»» gradient_end_color=»» gradient_start_position=»0″ gradient_end_position=»100″ gradient_type=»linear» radial_direction=»center center» linear_angle=»180″ background_color=»» background_image=»» background_image_id=»» background_position=»left top» background_repeat=»no-repeat» background_blend_mode=»none» animation_type=»fade» animation_direction=»up» animation_speed=»1.0″ animation_offset=»» filter_type=»regular» filter_hue=»0″ filter_saturation=»100″ filter_brightness=»100″ filter_contrast=»100″ filter_invert=»0″ filter_sepia=»0″ filter_opacity=»100″ filter_blur=»0″ filter_hue_hover=»0″ filter_saturation_hover=»100″ filter_brightness_hover=»100″ filter_contrast_hover=»100″ filter_invert_hover=»0″ filter_sepia_hover=»0″ filter_opacity_hover=»100″ filter_blur_hover=»0″ last=»true» first=»true» border_sizes_top=»0″ border_sizes_bottom=»0″ border_sizes_left=»0″ border_sizes_right=»0″ type=»1_1″][fusion_text columns=»» column_min_width=»» column_spacing=»» rule_style=»default» rule_size=»» rule_color=»» content_alignment_medium=»» content_alignment_small=»» content_alignment=»» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» sticky_display=»normal,sticky» class=»» id=»» font_size=»» fusion_font_family_text_font=»» fusion_font_variant_text_font=»» line_height=»» letter_spacing=»» text_color=»» animation_type=»» animation_direction=»left» animation_speed=»0.3″ animation_offset=»»]

¿ Tu bebé tiene algún problema oro-facial ? 

Los problemas oro-faciales se caracterizan por una fusión incompleta de los procesos centrales del maxilar y del labio superior. Puede comprometer sólo el labio o extenderse al paladar duro y blando y puede ser uni o bilateral.
Las clasificaciones generales incluyen:
  • Fisura labial: Labio leporino
  • Fisura labio-palatina
  • Fisura palatina
La facilidad con que un bebé tome el pecho está relacionada con la severidad y la extensión del defecto. Cuando el paladar está comprometido, la lactancia es más difícil ya que al haber un espacio directo hacia la cavidad nasal, el bebé debe tragar rápidamente entre las respiraciones para evitar regurgitarlo hacia la nariz.
La lactancia materna en estos niños es muy recomendable, ya que favorece el vínculo madre-hijo y disminuye el riesgo de otitis media recurrente. La otitis media recurrente generalmente está atribuida a una alteración en la ventilación de la trompa de Eustaquio y a una mayor presión en el oído medio debido a la succión del biberón.
Con respecto a la lactancia, ¿Qué cosas debo de tener en cuenta si mi bebé tiene labio leporino?
  • El bebé es capaz de mamar.
  • Debido a este defecto, les resulta más difícil mantener el pecho dentro de la boca y generar la succión que es una parte necesaria para la obtención de la leche.
  • Además, se recomienda que te extraigas algo de calostro cada vez que el bebé quiera ponerse al pecho.
  • La ventaja del pecho con respecto al biberón es que el pecho es más adaptable. Cuando el bebé se dispone a mamar, el tejido de tu pecho durante el agarre consigue cerrar el defecto permitiendo así que el bebé realice un sello hermético y pueda extraer la leche del pecho. En ocasiones y dependiendo del defecto y su localización puede ser necesario que te ayudes con sus dedos, agarrando el pecho y colocando el pulgar o el índice sobre el defecto.
  • Los bebés con fisuras muchas veces parecen agarrar bien el pecho, los movimientos de su mandíbula parecen efectivos, pero sus degluciones suelen ser muy infrecuentes, especialmente cuando el bebé tiene fisura palatina.
  • Es normal necesitar durante los primeros días ayuda de asesoras de lactancia, matronas o especialistas en alimentación infantil, para asegurar que el niño puede obtener un sello hermético alrededor del pezón y para reforzar su confianza en su capacidad para conseguirlo.
  • Pero tranquila, habitualmente en pocas semanas puedes convertirte en una gran experta en la alimentación de tu bebé.
….Y…si mi bebé tiene fisura palatina?
Los bebés con fisura palatina pueden necesitar biberones especiales y técnicas para alimentarse adecuadamente ya que no siempre es posible darles el pecho. Esto se debe a que la cavidad oral del bebé y la cavidad nasal están unidas. Además, habría que valorar la posibilidad de que el bebé carezca de reflejo de succión. El reflejo de succión se pone en funcionamiento cuando es estimulado el punto de succión que se encuentra en el paladar del bebé, y en el caso de los bebés con fisura palatina, y dependiendo de la ubicación del defecto, pueden carecer de él, lo que causa que el bebé no sepa succionar.
Cuando no puedes darle el pecho, es MUY normal que sientas una gran tristeza. Tienes muchos sitios a los que acudir, tu matrona, una consultora de lactancia, tu médico de cabecera, y además hay muchos grupos de lactancia que puedes encontrar en la página oficial y a los que puedes acudir tanto online como de forma presencial. Los puedes encontrar en este link:
https://www.ihan.es/grupos-apoyo/
MadreMía también ofrece consultas de lactancia a domicilio y online. Puedes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestras redes sociales (Ig, Fb) o
whatsapp +34 635 02 17 59 para hacernos la primera consulta totalmente gratuita y poder guiarte sobre qué tipo de apoyo es el más adecuado para tí y tu bebé en cada momento.
Porque junt@s es mejor! #bettertogether
[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]