Con este video y el anterior sobre los beneficios de ponerse la epidural tenéis toda la información que necesitáis para tomar la decisión de lo que preferís. Antes hablaros sobre las desventajas de ponerse la epidural en el parto me gustaría daros un consejo: aunque tengáis una idea de cómo os gustaría que fuera vuestro parto, siempre tened la mente abierta.

Os animo a que os preparéis y vayáis a por todas a por el parto que os gustaría tener siendo conscientes de que el parto es un proceso duro y a su vez increíble, que para disfrutar de él está bien tener un plan de base pero siempre iros adaptando a cada minuto que vaya pasando. Lo más importante es que estéis bien informadas, bien preparadas y apoyadas por buenos profesionales.

Desventajas de ponerse la epidural en el parto

  • La medicación de la epidural puede bajar la tensión arterial. Por esta razón, siempre administramos suero intravenoso y monitorizamos la tensión arterial. Suele estar bien controlada en la mayoría de los casos. 
  • Puede que tengas algún efecto adverso: Como por ejemplo picor en la piel o que empieces a temblar. A veces, una vez haya nacido tu bebé y estés ya en planta, después de que te quiten la epidural puede que sientas nauseas, un poco mareada o que tengas dolor de espalda por un tiempo. Alrededor de un 1% de mujeres presentan un dolor de cabeza severo. Aunque muy raro que ocurra, puede pasar que se dañe un nervio de manera permanente ya sea causado por la inserción de la aguja o del catéter o por sangrado o infección de la zona donde se ha insertado la epidural. Los anestesistas están muy bien formados por lo que este riesgo existe pero es muy muy bajo. Yo, en mi experiencia, no he visto ninguno.
  • Puede que los pujos te resulten más difíciles debido a la falta de sensibilidad de la zona del periné. Esto aumenta las probabilidades de necesitar intervención como ventosa o fórceps y con ello aumenta el riesgo de desgarros. Pero lo de los desgarros no sólo depende esto sino de más factores que lo hablaremos en los próximos vídeos.
  • Puede que sientas las piernas un poco dormidas y no tengas fuerza en las piernas para levantarte. Por ello es importante que te quedes tumbada en la cama unas horas después del parte hasta que vayas cobrando la sensibilidad completa en las piernas para evitar caídas.
  • Además al no poder levantarte y al perder un poco la sensibilidad de la zona, durante el parto es necesario que vacíes tu vejiga cada cierto tiempo. Para ello insertamos una sonda vesical por la uretra de manera intermitente.
  •  Algunos estudios demuestran que al tener la epidural hay bebés que tienen más probabilidades de desarrollar distrés respiratorio nada más nacer, pero sin embargo, otros estudios no encuentran evidencia de esto. En mi experiencia, se que estas cosas pueden pasar, pero no es algo muy común y no lo puedo relacionar con la epidural directamente ya que hay muchos factores que influyen.
  • Me gustaría aclarar que siempre hablo de probabilidades, es decir, no siempre ocurre, por ello seguramente habéis escuchado muchas experiencias totalmente diferentes.

Nos vemos en el próximo video y recuerda que si quieres compartir tus dudas o tus experiencias déjanos un comentario o escríbeme a hi@madremiamaternidad.com.

 

Comentarios

Quizá te pueda interesar…