Bebés, Embarazo, Fertilidad

¡Madre mía! Una galería de vídeos de maternidad

¡Bienvenidos a la galería de vídeos sobre maternidad de Madre mía! Aquí subiremos los mejores vídeos de Laila Casado sobre temas actuales y de interés que tienen que ver con la maternidad.

Para que todas tus dudas se resuelvan en vídeos de menos de 5 minutos, para que tengas tiempo para todo lo demás!

No dudes en consultarnos cualquier pregunta o duda.

test de embarazo
Embarazo, Fertilidad

Test de embarazo

¿Qué es el test de embarazo?

El test de embarazo es un test urinario que detecta la presencia de la hormona del embarazo (también llamada hormona Gonadotropina Coriónica humana hCG).
Suele presentarse en forma de stick o de varilla.
Los signos que indican el resultado final difieren según la marca del test de embarazo, por eso es importante leer las instrucciones del fabricante antes de realizar el test.
Normalmente, si el test de embarazo es ‘’positivo’’, la fiabilidad es de un 99%, mientras que si es ‘’negativo’’, podría ofrecer un resultado erróneo.
Los puedes encontrar en los supermercados, farmacias…

¿Cuándo es el mejor momento para hacer un test de embarazo?

Es muy importante elegir bien el día para evitar falsos resultados. Así que presta mucha atención!
La hormona mencionada anteriormente, se empieza a producir alrededor de los 6 días después de la fertilización. Y alcanza su nivel máximo entre las semanas 7 y 12 de gestación. A continuación, dicho nivel disminuye considerablemente.
Puedes hacerte el test de embarazo desde el primer día de tu primera falta. Esto es con el objetivo de aumentar la precisión en el diagnóstico.
Si no sabes la fecha de tu primera falta, puedes hacerte el test 21 días después de la última vez que tuviste sexo sin protección.
Algunos test de embarazo pueden usarse antes de tu primera falta, desde 8 días después de la concepción.
Puedes hacer el test en cualquier momento del día. Sin embargo, es recomendable hacerlo preferiblemente por la mañana ya que es cuando la concentración de esta hormona (hCG) está más elevada.

Y ahora… ¿Cómo se hace?

  1. Leer atentamente el prospecto del test embarazo. Casi todos los tests de embarazo funcionan igual, pero existen pequeñas diferencias entre unos y otros, por ello es muy importante que lo leas bien antes de hacer nada.
  2. Tómate tu tiempo. El momento de hacerte el test puede causar mucha ansiedad. Tómate tu tiempo, relájate y espera a cuando te sientas preparada.
  3. Esperar el resultado: Suele tardar entre 1 y 5 minutos aproximadamente en dar un resultado, pero algunos pueden tardar más. Ponte una alarma para avisarte de cuándo estará listo para ver el resultado y mientras tanto, intenta distraerte y hacer otras cosas para que el tiempo no pase tan lento!
  4. Leer el resultado: Como he dicho antes, las instrucciones de cómo leer el resultado aparecerán explicadas en el prospecto.
    1. Si es positivo: Pide cita con tu médico o tu matrona, quienes te guiarán a partir de ahora. Los falsos positivos son muy raros.
    2. Si es negativo: No te preocupes. Por algo mucho de los test de embarazo se venden de dos en dos. Puedes volver a intentarlo en una semana. Si el resultado sigue siendo negativo, ponte en contacto con tu médico para averiguar a qué se debe el retraso del periodo.

¿Ya no es positivo?

Si tu primer test de embarazo dió positivo y unos días después salió negativo y te vino la regla, todo parece indicar que has tenido un embarazo químico, es decir, un embarazo que acaba prácticamente antes de comenzar.
fertilidad
Fertilidad

¿Puedo influir sobre mi fertilidad?

[fusion_builder_container hundred_percent=»no» hundred_percent_height=»no» hundred_percent_height_scroll=»no» hundred_percent_height_center_content=»yes» equal_height_columns=»no» menu_anchor=»» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» status=»published» publish_date=»» class=»» id=»» link_color=»» link_hover_color=»» border_color=»» border_style=»solid» margin_top=»» margin_bottom=»» padding_top=»» padding_right=»» padding_bottom=»» padding_left=»» gradient_start_color=»» gradient_end_color=»» gradient_start_position=»0″ gradient_end_position=»100″ gradient_type=»linear» radial_direction=»center center» linear_angle=»180″ background_color=»» background_image=»» background_position=»center center» background_repeat=»no-repeat» fade=»no» background_parallax=»none» enable_mobile=»no» parallax_speed=»0.3″ background_blend_mode=»none» video_mp4=»» video_webm=»» video_ogv=»» video_url=»» video_aspect_ratio=»16:9″ video_loop=»yes» video_mute=»yes» video_preview_image=»» filter_hue=»0″ filter_saturation=»100″ filter_brightness=»100″ filter_contrast=»100″ filter_invert=»0″ filter_sepia=»0″ filter_opacity=»100″ filter_blur=»0″ filter_hue_hover=»0″ filter_saturation_hover=»100″ filter_brightness_hover=»100″ filter_contrast_hover=»100″ filter_invert_hover=»0″ filter_sepia_hover=»0″ filter_opacity_hover=»100″ filter_blur_hover=»0″ admin_label=»Blog Post Content» type=»flex»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ layout=»1_1″ spacing=»» center_content=»no» link=»» target=»_self» min_height=»» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» class=»» id=»» hover_type=»none» border_color=»» border_style=»solid» border_position=»all» border_radius=»» box_shadow=»no» dimension_box_shadow=»» box_shadow_blur=»0″ box_shadow_spread=»0″ box_shadow_color=»» box_shadow_style=»» padding_top=»» padding_right=»» padding_bottom=»» padding_left=»» margin_top=»» margin_bottom=»» background_type=»single» gradient_start_color=»» gradient_end_color=»» gradient_start_position=»0″ gradient_end_position=»100″ gradient_type=»linear» radial_direction=»center center» linear_angle=»180″ background_color=»» background_image=»» background_image_id=»» background_position=»left top» background_repeat=»no-repeat» background_blend_mode=»none» animation_type=»fade» animation_direction=»up» animation_speed=»1.0″ animation_offset=»» filter_type=»regular» filter_hue=»0″ filter_saturation=»100″ filter_brightness=»100″ filter_contrast=»100″ filter_invert=»0″ filter_sepia=»0″ filter_opacity=»100″ filter_blur=»0″ filter_hue_hover=»0″ filter_saturation_hover=»100″ filter_brightness_hover=»100″ filter_contrast_hover=»100″ filter_invert_hover=»0″ filter_sepia_hover=»0″ filter_opacity_hover=»100″ filter_blur_hover=»0″ last=»true» first=»true» border_sizes_top=»0″ border_sizes_bottom=»0″ border_sizes_left=»0″ border_sizes_right=»0″ type=»1_1″][fusion_text columns=»» column_min_width=»» column_spacing=»» rule_style=»default» rule_size=»» rule_color=»» content_alignment_medium=»» content_alignment_small=»» content_alignment=»» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» sticky_display=»normal,sticky» class=»» id=»» font_size=»» fusion_font_family_text_font=»» fusion_font_variant_text_font=»» line_height=»» letter_spacing=»» text_color=»» animation_type=»» animation_direction=»left» animation_speed=»0.3″ animation_offset=»»]
Hoy hablamos sobre fertilidad….
¿Cómo sé si soy fértil? ¿Me podré quedar embarazada? Llevo tiempo intentándolo y no me quedo ¿Es pronto para pedir ayuda profesional? ¿Qué me pasa? Este tipo de preguntas son las que muchas mujeres se hacen cuando intentan quedarse embarazadas.
La fertilidad por definición es “la capacidad de reproducirse”, es decir, la capacidad para concebir un hijo. Por tanto, es importante tener en cuenta que es un término que aplica tanto a mujeres como a hombres.
En líneas generales, salvo que haya una patología, la mayoría de los hombres y las mujeres son fértiles (desde y hasta cierta edad) y tienen la capacidad de tener un bebé de manera natural.
A pesar de esta afirmación, no siempre existe el mismo grado de fertilidad ya que hay muchos factores que influyen en ello. ¿Cuáles son estos factores?
  • Edad: este es un factor sobre el que está más que claro que no se puede influir, pero sí es importante conocer los datos y tenerlos en cuenta. La edad mas fértil va desde los 20 a los 30 años. En este punto la fertilidad comienza a disminuir progresivamente a medida que nos acercamos a la menopausia y se acelera a partir de los 37 años. No quiere decir que a partir de esa edad no te vayas a quedar embarazada ni mucho menos, pero las posibilidades disminuyen.
  • Estado nutricional: El sobrepeso y la obesidad reducen los niveles de fertilidad. Es fundamental tanto para la concepción como para el futuro embarazo llevar a cabo una alimentación saludable, variada y equilibrada y mantenerse en el peso óptimo de cada uno. Esto no es nada que no sepáis! Solo queremos recalcar una vez más la importancia que tiene en nuestra vida unos buenos hábitos alimentarios.
  • Estado emocional: La ansiedad y el estrés liberan hormonas que influyen tanto en la ovulación de las mujeres como en la calidad de los espermatozoides de los hombres. Muchas veces el deseo de concebir es tan grande que, si no llegan los resultados inmediatos, sometemos al cuerpo, sin ser conscientes, a tal presión que acaba afectando negativamente a las posibilidades de tan deseado embarazo. No te desesperes, todas tenemos una amiga que se ha quedado embarazada a la primera! Pero no es lo más común. A veces se puede tardar entre 6 meses y 1 año.
  • Malos hábitos: el tabaco y el alcohol son grandes enemigos si deseamos tener un hijo. Ambos son dos tóxicos para el organismo que, consumidos de manera habitual, pueden influir negativamente en la ovulación y pueden dañar el material genético de los óvulos y espermatozoides, disminuyendo hasta en un 50% las posibilidades de concebir e incrementando la tasa de abortos espontáneos
  • Ejercicio físico: la práctica de ejercicio físico de manera regular se relaciona con un mejor estado de salud global por lo que repercute de manera indirecta sobre la fertilidad.
Como veis son muchos los factores que juegan un papel clave y en la mayoría podemos influir para que las posibilidades de embarazo sean mayores. Nuestra recomendación es que, si ya estás planeando quedarte embarazada, incluso antes de intentarlo, tengas en cuenta cada uno de ellos y pidas cita con tu ginecólogo para una exploración y asesoramiento previo.
La semana pasada tratamos el tema de la fertilidad desde otro punto de vista, mediante un directo muy interesante con Lorena Iriarte, fundadora de “fertilidad natural gaia” la cual ayuda a parejas que están teniendo problemas de fertilidad, desde un punto de vista consciente, utilizando medicina china, kinesiología y fisioterapia. Lorena entiende la fertilidad como una expresión de salud y su método de trabajo consiste en analizar a la persona como un todo.
En resumen, hay diferentes factores sobre los que se puede incidir para mejorar el nivel de fertilidad, es muy importante estar informado, ser paciente, comprender el proceso y procurarse un estado de salud óptimo que contribuya a incrementar las posibilidades de tu deseado embarazo.
¡Esperamos que esta información os haya sido útil y no olvidéis que siempre estamos aquí para ayudaros, resolver dudas y acompañaros en esta maravillosa aventura!
[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]